La mejor forma de corregir a tus hijos

Hoy en día la disciplina es una de las virtudes mas relajadas en los hogares modernos, debido a que la mayoría de las madres de familia poseen poco tiempo, conocimientos adecuados  y, muchas veces, poca paciencia para lograrla.

En este artículo te voy a dar un efectivo camino para establecerla si haces lo que te voy a recomendar a continuación.

Hoy en día la disciplina en lugar de ser una fórmula de vida familiar más cómoda y ordenada para todos, empieza a convertirse en un verdadero motor de la discordia y conflicto entre padres e hijos.

Antes que nada es necesario que distingas los momentos en que corriges a tus hijos y veas si lo que haces en esos momentos de corrección son para bien de tus hijos, o sea para corregir conductas inapropiadas que le perjudicarán en su formación, o bien son actitudes que asumes para evitar que perturben tus momentos de descanso o de actividad hogareña que realizas en el poco tiempo que te queda para tu casa.

Déjame darte un ejemplo, ¿Cuántas veces llegas del trabajo, cansada y apurada por realizar las labores que te corresponden en el hogar y en lugar de que obtengas en tus hijos aliados a esas labores hogareñas, obtienes tremendos y “latosos” obstáculos?

Evidentemente que en muchas ocasiones ellos no están en la capacidad de discernir con claridad cual es tu situación e insisten en seguir y seguir obstaculizando tu labor.

No es de extrañar que te pongas molesta en un principio y de seguir la situación salgas, y con razón, de tus casillas ante esta insistente situación.

Luego entonces se desata la tormenta, con voz altisonante, con gestos de cuerpo que demuestran que las intenciones no son de corregir al hijo sino resolver tu problema, obteniendo, para el sorprendido niño o niña, que tu actitud y reacción de enojo  sólo pretende tu tranquilidad y no la corrección definitiva.

De verdad te digo que en la siguiente ocasión los hijos al no haber comprendido la razón de tu enojo y no ver que ellos son la causa del problema identifican tu intención, sólo la de estar “agusto”  en tus labores o descanso y ¿sabes que?, acertaste, lo volverán a hacer.

Otro ejemplo es cuando en domingo deseas descansar después de una semana de arduo trabajo tu expectativa es el descanso reparador pero, oh sorpresa los hijos tienen otras intenciones y por mas razones que les digamos ellos no entenderán como es que tu quieres estar muy “cómoda” abandonándolos por tu descanso.

Vienen de nuevo los disgustos y conflictos, deteriorando día a día las relaciones entre ambos.

Entonces ¿Que hacer? A continuación te doy algunas actividades que es recomendable hacer:

  1. Entre tu esposo y tu establece las actividades semanales que les corresponde a cada uno
  2. Reúnelos y hazles de su conocimientos considera que ese será el único momento de negociación y acuerdo.
  3. Define las responsabilidades y los derechos a los que tendrán.
  4. Hay dos responsabilidades de los hijos: los escolares y los domésticos, defínelos claramente

Dado el caso del rompimiento de estos acuerdos obtendrán una sanción, la cual no es negociable ni postergable.

Considera en esos momentos de conflicto que si corriges y te irritas al aplicar la sanción no estarás corrigiendo sino que sólo respondes a tu interés, lo cual es fácilmente detectable por los hijos.

Bueno lo más recomendables es: con toda calma y serenidad informar de la sanción sin desistir ni hacer caso de los reclamos, rezongos ni berrinches.

Recuerda estás corrigiendo, luego entonces sin entrar en el “juego del chantaje” de ellos te mantienes firme sin acaloramientos ni enojos, solamente firme, sin gritos ni aspavientos o justificaciones, solamente firme en tu decisión.

Seguro que a la próxima ocasión pensarán mejor tus hijos si abandonan sus obligaciones.

Firmeza no es acaloramiento, gritos o enojos, simplemente firmeza es no ceder a los ruegos y súplicas. Por su bien corrige a la postre será por el tuyo como consecuencia.

 

Anuncios

Acerca de educacionenvalores

Consultor y consejero
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s