LA EDUCACION DE LOS HIJOS Y LA AUTOESTIMA

Es siempre difícil la tarea de la educación del los hijos cuando se quiere un equilibrio entre la autoridad de papá, mamá y las consideraciones y respeto que se le debe tener al niño a la integridad de su persona para comenzar a fomentar una solida autoestima, que es la base de sus seguridades y realizaciones futuras.

 El éxito en la educación de una persona se refleja en cómo es la conducta y la actitud de la persona en cada una de sus etapas de vida, y para ello existe una manara ordenada para lograr esta formación, pero también la consideración muy especial de que la educación depende en gran parte de cómo es la persona a la que se le debe educar, es decir en nuestra naturaleza existen disposiciones muy claras de que la persona es única y por ello el enfoque en su formación debe ser muy especial.

Lo primero que se debe tomar en cuenta, son: las preferencias naturales que tiene el hijo, es necesario aceptar a los hijos en su manera especial de ser, pues el problema que tenemos como padres es que queremos que nuestros hijos se eduquen según nuestras preferencias y rasgos personales, entonces imponemos acciones propias de nuestras tendencias y preferencias y al tiempo nos damos cuenta de que estas no funcionan con nuestros hijos porque ellos tienen otras preferencia naturales muy diferentes a las nuestras, entonces en lugar de estar desarrollando seres humanos realizados los estamos frustrando y amargando, porque sienten que en la familia no se les valora y no se les toma en cuenta como las personas especiales que son.

Los últimos estudios de neurociencia que ha realizado Katherine Benzinger acerca de las preferencias naturales con las que un ser humano nace nos indican que cada persona está situada en una de cuatro categorías de preferencia mentales, es decir tendemos naturalmente a tener una dominancia cerebral en las partes frontales, basales, izquierda o derecha, es decir un niño puede ser frontal derecho, frontal izquierdo, basal derecho o basal izquierdo, y según donde este situada su preferencia hacemos mejor unas cosas que otras, funcionamos mejor haciendo ciertas cosas especializadas. Si nos respetan esta preferencia vamos a poder desarrollar nuestra persona muy sana psicológica y fisiológicamente, con mucha seguridad y autoestima.

Hay niños que nacen con una carga fisiológica que tiende mucho a buscar la armonía y las buenas relaciones familiares, para estos niños es más importante que existe la paz y la concordia en el seno del hogar, que tener guardar un orden, o tener que responder a retos que les puedan imponer los padres,  otros nacen con una carga fisiológica muy orientada al análisis, a la lógica al juego con los números y serán niños que les guste más armar y desarmar juguetes, explorar mas el entorno, observar las reacciones de los papas y de lo hermanos, otros quizás busquen mas la creatividad, los retos de hacer cosas diferentes, y otros tendrán más facilidad para ordenarse,  para hacer cosas secuenciadas, rutinarias, etc.

Además los niños nacen con una carga muy especial de extroversión o introversión, por eso habrá niños extrovertidos que cuando están haciendo una tarea o están estudiando, lo hacen con el radio encendido, viendo un programa de televisión o escuchando cierto tipo de música, porque ellos necesitan de estímulos externos para funcionar, ya que no tienen ellos esa capacidad interior de crear su propia energía interna, como la tienen los niños que son mas introvertidos, los cuales para poder hacer su trabajo buscan espacios y lugares más tranquilos porque el ruido exterior los aturde y les afecta su actividad. Si tu mamá obligas a un niño extrovertido a aislarse para hacer las tareas de la escuela, lo vas a hacer sufrir, pues el no funciona así, o si tú fuiste una niña introvertida no vas a comprender como tu hijo pueda estar haciendo eficazmente una tarea, con los auriculares puestos oyendo su música preferida, le vas a decir que está mal, que es un niño disfuncional y que eso no se hace porque es u  distractor, eso es, es un distractor para ti mamá que eres introvertida pero no para el que es extrovertido, entonces estarás queriendo que tu hijo funciones como tu funcionas, lo estarás presionando, regañando y castigando solo porque él está utilizando su preferencia natural para actuar, entonces allí es donde nacen los conflictos familiares y además estamos lastimando la autoestima de nuestros hijos, al creerlo disfuncionales, sintiéndose agredidos y no comprendidos.

Si quieres formar hijos saludables psicológicamente hablando, primero tienes que saber como viene equipado en cuanto a sus preferencias naturales, y allí te darás cuenta que cada hijo se forma y se educa diferente a partir de este descubrimiento, dicen los expertos que podemos comenzar a descubrir esto a partir de los 2 años.

Te doy algunos pasos concretos a realizar para encontrar primero la preferencia natural de tu hijo y luego la manera de cómo los vas a empezar a formarlo.

Primero: si tu hijo esta pequeño entre los dos y los cuatro años, observa que le llama más la atención, si el niño lo dejas en una habitación y este comienza a  verse sus manos, a explorar los alrededores a armar o desarmar juguetes, a experimentar con sus juegos es una señal de que tu hijo tenga una preferencia en su frontal izquierdo, lo que confirmaras más adelante cuando comience la escuela, si le gustan los números, las clases donde analiza cosas y el mundo. En cambio si a este niño que dejaste en la habitación, le llaman la atención más los colores, tanto de su ropa como de las cosas con juega, si cambia constantemente de juguetes es decir no se queda siempre con el mismo, si dibuja y colorea más que los otros, tendremos probablemente un niño con una alta preferencia frontal derecho, si el niño, es muy empalagoso, muy cariñoso, si le gusta más la relación con los papas que son sus propios juegos, luego si notas que se preocupa mucho por lo que le pasa a sus amiguitos en la escuela, o que deja de hacer algo porque piensa que le puede afectar a su hermanito, a sus papas o a sus amigos, creo que estamos ante la presencia de un ser humano con claras preferencias basal derecho, o si el niño, desde pequeño le gusta ordenar sus juguetes, o notas que los acomoda de una manera especial y ordenada, o te das cuenta de que sigue fácilmente una rutina que tu les das, que cumple muy bien con sus horarios de escuela tareas tanto en casa como en la escuela, entonces comenzarás a descubrir que este niño tiene claras preferencias por ser basal izquierdo.

Si tu mamá descubres primero esto creo que tendrás una oportunidad de oro para formar y educar a tus hijos, pues podrás eliminar todo que aquello que ellos no podrán absorber y hacer y les dará aquello que vaya de acuerdo con su forma natural de ser y de comportarse. Les estrás dando ambientes específicos de desarrollo tanto física como mentalmente, estamos en la ruta de estar creando hijos seguros con una sana autoestima, que es el combustible para la realización y felicidad futura de esta persona.

Anuncios

Acerca de educacionenvalores

Consultor y consejero
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s